miércoles, septiembre 06, 2017

MIRADA DE SERPIENTE

Entrevista con Sierpe
MIRADA DE SERPIENTE


Lila Calderón nos deleita nuevamente con  “La Constelación de la Serpiente” de Ediciones del Gato (2017) y aprovechamos la presencia en Santiago de Sierpe, la más popular de las serpientes en la actualidad, para indagar en  sus  impresiones sobre la ciudad, sus motivaciones para donar su hermosa piel y mayores detalles sobre sus aventuras en este mundo.



Por Úrsula Villavicencio Chaparro


Con su hermosa piel tornasolada en tonos verdiazules, provista de bufanda de buena factura, una encantadora sonrisa, su pequeña y elegante cartera y su coqueto cascabel en la cola, encontramos a Sierpe acomodada a la orilla de una fuente.  Algo reticente y  después de dirimir un buen rato, acepta ser entrevistada por este medio, siempre y cuando no la abordemos desde los prejuicios tradicionalmente asociados a su especie. Pide que las preguntas sean claras “Ni eufemismos ni metáforas o alegorías”, nos advierte.  Y para cualquier duda sobre sus respuestas pide que contactemos a Lila, su médium oficial, a la que reconoceremos por su cabello azul.

El país fue sorprendido por el atrevimiento que tuvo esta singular serpiente. Todo partió cuando se acercó a un reconocido y prejuicioso periódico nacional para publicar un insólito anuncio:

“Bella y  joven serpiente de cascabel desea donar piel verde tornasolada impermeable, elástica, insuperable poder deslizante, inmune a las alergias del diario vivir.  No necesita depilación ni cremas hidratantes. Es resistente al agua, posee antivirus y es digital. Interesados contactar al  e-mail…”.

Su oferta no pasó inadvertida, pero no por ello fue bien aceptada y menos, comprendida. Confiesa que no le quedó claro qué significaban las palabras “digital” y “antivirus”, pero le habían recomendado que las incluyera en su aviso puesto que nada que no sea digital tiene éxito en la actualidad, y menos si no posee antivirus.

Después de leer las nutridas aventuras que debió vivir, quisimos tomar contacto con ella para entender mejor su idea de reivindicarse ante la humanidad mediante la donación de su piel, tras ese oscuro episodio de la manzana acaramelada que se narra en el Génesis.

- Sierpe, ¿por qué pensaste que la humanidad comprendería la generosidad de tu gesto?
- Mi largo conocimiento del género humano me hacía pensssar que podía cambiar mi imagen ante ellos, compartiendo lo mejor de mí, pero el gesto no fue comprendido ni agradecido. Mássss bien se rieron de mí. 
Si no fuera porque encontré a Cecilia y a su madre, nunca habría logrado donar mi piel de verdad a alguien que la necesitara.  Me hablaron de venderla…  Casi muero del susto cuando me di cuenta de que los humanos trafican con la piel de misss hermanas y las convierten en carterasss y zapatosss horrorosossss. Me equivoqué: no conocía tanto a los humanosss como yo creía…

- Pero existen humanos diferentes, como Cecilia y su madre, por ejemplo…
- Cierto esss, pero son pocosss.  La mayoría de los humanos se encuentran tan abstraídos en su pequeño y extraño mundo que ni siquiera son capaces de escucharse entre ellos mismos, menos escuchan a serpientes como yo.  Cierto esss también que mi especie los conoce desde toda la historia, pero no dejan de sorprenderme jamásss…
Ahora les dio por andar pegados de los cristalesss, y ya no solo de las tiendas y la televisión, también de lo que llaman teléfonossss y tabletssss; más aislados andan aún. Tenía un amigo escritor, se llamaba Ray Bradbury, él predijo que esto que está pasando sssucedería…
Como ya dije antes: debe haber vida inteligente en otros planetas, porque en la Tierra no hay muchas vidas inteligentesss.

- ¿Por qué lo dices?
- Ustedes, los humanos, durante toda la historia han ignorado la sabiduría de nosotras las serpientes. Más encima, nos culparon por “el pecado original”  a causa de la manzana acaramelada del conocimiento que se comió la golosa de Eva. Ella y el pusilánime de Adán que la culpó a ella…  El resto de la historia, siempre lo mismo.
Tuve que pasar al otro plano para recién comprender que todo aquello había sido solo una metáfora y que jamás tuve la culpa de nada y que Dios nunca fue un ególatra celoso del conocimiento, como se lo pinta en el Génesis.

- Pero ¿de dónde vino la idea de donar tu piel? ¿Por qué pensaste que la necesitábamos?
- Mi piel es lo más valiossso y hermoso que tengo: sin una piel tan especial como la nuestra no podríamos hacer nuestra vida de serpientessss…  Nuestra piel nos protege, nos permite caminar, podemos guardar la humedad de los días de lluvia para los días secos; nosotras podemos recambiarla, algo que ustedes ni ssssueñan…  “Ecdisis”, le dicen.  Cambiamos de piel porque no crece al mismo ritmo que el resto de nuestros cuerpos, pero es hermoso cambiarla: un día amaneces  brillante nuevamente y estás lista para salir a cazar con tus escamas bien ajustadas.  Nuestra piel nos permite percibir cuándo lloverá, cuándo cambiará el tiempo, cuándo vendrá un temblor, y mil cosas más que ustedes ni soñarían en hacer con su piel:  puedo sentirlo todo en mi piel.  
Ya ves lo bien que le sentó a Marcelo, el niño que recibió mi piel… hasta que pasó a ser parte de él.  Por ello no concibo mayor acto de generosidad que compartirla con ustedesss.

- ¿Y qué te pareció la ciudad, andar en bus y hacer las cosas que hacemos los humanos a diario?
- Hummm…  Ehmmm…  En realidad no sé cómo pueden vivir de esta manera.  La vida de una serpiente no es sencilla, pero la de ustedes…  Aunque debo admitir que me agradan las plazas con las fuentes de agua… pero andar en Transssantiago… es difícil hasta para una serpiente como yo, que bien puede enrollarse en pasamanos y manillas.  Pobres hombres y mujeres que no disfrutan de un cuerpo maravillosamente flexible como el mío… Ni cola tienen para sujetarse, los pobresss…  Sobre todo las mujeresss, siempre llenas de paquetes, bolsos y niñosss.

- ¿Y cómo te recibió el común de la gente en la ciudad?  Nadie está preparado para ver a una serpiente transitando por las calles, menos en estas latitudes no tropicales…
- Sisea, suspira y nos responde:
La gente no ve lo que no entiende y no entiende nada diferente de lo poco que sabe y comprende…  Así que pocos me notaron…

- Sierpe, sobre tu amigo el sapo Kike, ¿por qué piensas que su madre humana aceptó adoptarlo aunque no era un bebé humano?
- Porque era una de esas pocas humanas que conocen el secreto… Me recuerda a la madre de un tigre que debió hacerse humano para que le permitiesen vivir en esta ssselva.  Era un chico al que llamó Juan Darién.  Su hissstoria me la contó un escritor llamado Horacio Quiroga, buen conocedor de los animales y del alma humana. Él me contó la historia de un tigrecito que fue adoptado por una humana. Una pobre mujer que había perdido a su hijo y encontró al tigre Juanito, justo cuando este había perdido a su madre tigresa. Inclussso camuflado como humano no le fue nada bien al tigre Juan Darién…

- ¿Y cuál es ese secreto?
- Es muy sencillo: “En el universsso una vida equivale a otra”.  Ese secreto le confió una de mis antepasadas a la madre de Juan Darién.

- Tal parece que tú y tus hermanas de especie han tenido buenas relaciones con los escritores, ¿por qué?
- Me agradan solo los que son capaces de observar al mundo con mirada  de serrpientesss…  Hemos conocido a variossss, pero no todosss…

- ¿Y cómo es la “mirada de serpiente”?
- …Sssss, tendrías que mirar el mundo a través de mis ojos…  Lo puedes descubrir si lees mis aventurasss en La Constelación de la Serpiente.

- ¿Cuál es el misterio del mapa de Constelación de la Serpiente que dejaste de regalo antes de tu muerte?
- Eso tiene que averiguarlo cada lector.
Cuidado con las erratas en tu entrevista —nos advierte por último, Sierpe, sacándonos su lengua bífida.

- Las erratas son muy humanas, Sierpe— le  respondemos.
- Sorprendida, agitando su casacabel, pregunta:
Entonces,  ¿las  e-rratas son roedores del ciberespacio? Me alimenté con varias de esas en estos días, igual que con unos ratones muy duros y desabridos que llaman mouse.

- No sabría decirte, Sierpe, pero es posible que se trate de una nueva especie de estos tiempos.
Dejamos a Sierpe con sus cavilaciones y su delicada sonrisa de serpiente y nos despedimos de su médium de hermosa cabellera azul.



* * *


URSULA VILLAVICENCIO CHAPARRO. Periodista, estudió en la Universidad Central de Venezuela, realizó estudios de especialización en Comunicaciones Corporativas en la Universidad Diego Portales de Santiago.  Es poeta y narradora. Vive en Chillán donde ha escrito para diversas revistas culturales, realiza talleres de escritura creativa en la Escuela México y está abocada al área de fomento lector. Ha publicado: "La difunta Está de Vuelta" (crónicas), Universidad Central de Venezuela, 1996. "60 Años y Algo Más" (crónicas) Universidad de Concepción, 2017.


martes, julio 25, 2017

Sierpe: Transmutación simbólica en pos de nuevos imaginarios para l@s lector@s


Sierpe: Transmutación simbólica 
en pos de nuevos imaginarios para l@s lector@s




Por Margarita Bustos Castillo


“La Constelación de la Serpiente” de Lila Calderón (Ediciones del Gato, 2017), nos invita a mirar nuestro mundo cotidiano cargado de prejuicios como un espejo que le devolverá, desde sus primeras páginas al lector, la estigmatización con que miramos y juzgamos a “las serpientes”. El temor que nos produce a la especie humana las diferencias y posteriormente el prejuicio heredado generación tras generación frente a un hecho simbólico queda patente desde los primeros capítulos de la novela. Sierpe no sólo nos enseñará a mirar nuestro mundo con otros ojos, si no que además con su paciencia, amabilidad y perseverancia altruista deconstruirá las asociaciones e imaginarios que tenemos en relación a su linaje.

Desde el relato bíblico del Génesis, se instala a la serpiente como la voz que trae la tentación y el pecado que desestabilizó el Paraíso de Adán y Eva. Se le vincula en la literatura, la pintura, y en la vida misma al mundo del pecado y los vicios. En la concepción simbólica del cristianismo, la serpiente como encarnación de lo demoníaco, se opone por ejemplo a la paloma, y si lo llevamos a planos de significación universal, manifiesta el eterno enfrentamiento de la oscuridad y la luz.

Las imágenes de la serpiente que apelan a analogías con un mundo hostil, en el que prevalece la violencia y el pecado -en esta novela su narrador las transforma e invierte- para presentarnos por medio de un mundo fantástico a Sierpe, una serpiente que anhela limpiar el injusto descrédito que la historia le ha impuesto a su especie. En su altruismo espera donar su piel a quien la necesite y demostrar su amabilidad en cada gesto cotidiano, pese a las malas miradas que recibirá en los diferentes lugares a los que asiste: el hospital, una zapatería, el cine, entre otros.

Cual extranjera de otra raza, Sierpe se desplaza por la ciudad siendo señalada por miradas y voces que rechazan su lugar en ésta. Por miradas que transmiten odio, desprecio o intolerancia, alimentadas sólo por prejuicios. Pocos se toman un minuto para escucharle, para mirar más allá de sus colmillos y cola-cascabel. Un tierno sapo, Cecilia quien terminará brindándole su amistad y una familia, demostrarán a los lectores que podemos deconstruir nuestros imaginarios, y por ende aspirar a una sociedad más tolerante.

Por medio de la transmutación simbólica que caracteriza a la protagonista, su autora, nos revela otras relaciones culturales con la figura de la serpiente. El culto a este animal en la India, está vinculado a los poderes protectores de la fuente de la vida y la inmortalidad, así como de los bienes superiores. La serpiente es simbólica por antonomasia de la energía, la fuerza pura y sola. De ahí sus ambivalencias… Una de las razones de la diversidad simbólica como se le representa y construye connotativamente, alude a sus rasgos físicos dominantes: avance reptante, asociación al árbol del paraíso y sus ramas, muda la piel, lengua sibilante, movimientos ondulatorios, colmillos con veneno, etc.

Al mudar su piel la serpiente, se desprende también de la vejez, se renueva en una especie de renacimiento. Sierpe en un acto generoso se desprende no sólo de su piel, también de la fuerza vital que habita en ella, para salvar la piel y las esperanzas de un niño que necesita un trasplante, como tantos infantes que necesitan una donación de órganos para continuar viviendo.

“La Constelación de la Serpiente” nos invitará a mirar con los ojos del alma más allá del cielo, al multiverso que aún desconocemos, pero del cual somos parte como energía estelar que debe deconstruir imaginarios que limitan nuestras miradas y relaciones vinculantes. Una novela que mostrará a nuestros niños/as que no se juzga el color de la piel.

.


Margarita Bustos Castillo. Escritora, Profesora de Castellano y Comunicación de la PUCV, Magíster © en Género y Estudios Culturales de la Universidad de Chile. Libros Publicados: “Con/versando el Eros”, Antología de Poesía Erótica (Editorial Artegrama, Santiago de Chile 2011); “Maldigo el paraíso de tu abandono” (Editorial Puerto Alegre, Valparaíso 2011); “Eros en la Lengua” (Punto de Luz ediciones, Rancagua 2015).


sábado, julio 22, 2017

“La Constelación de la Serpiente”, de Lila Calderón


La Sociedad de Escritores de Chile SECH y Ediciones del Gato tienen el agrado de invitarle a la presentación de la novela infantil “La Constelación de la Serpiente”, de Lila Calderón, que se realizará el miércoles 26 de julio, a las 19.30 horas, en la Casa del Escritor, ubicada en Almirante Simpson Nº7, Providencia.

Habrá música y canto de Aliwen
y performance de la Serpiente.

Actividad gratuita.

Esperamos verlos allá!!!

INVITACIÓN







.
.

sábado, junio 10, 2017

"La Constelación de la Serpiente", 2017

Presentación novela infantil "La Constelación de la Serpiente" en Biblioteca de Santiago, sábado 3 de junio 2017.

Presentación: Margarita Bustos
Cantautora: Allison Valderrama (Aliwen)
Performance: Lila Calderón

Agradecimientos:
a mi editora: Lilian Flores, de Ediciones del Gato
A los ilustradores de la novela: Sara Cárdenas y Alfredo Velásquez.









sábado, febrero 25, 2017

"Lily y el Conejo Dorado" en Feria del Libro de Quilpué

Presentación de mi novela infantil "Lily y el Conejo Dorado" en la Feria del Libro de Quilpué, el sábado 11 de febrero de 2017. Agradecida por la invitación a la Municipalidad de Quilpué y a Marcelo Novoa. Gracias a Lila Díaz que me presentó y asistió en el juego con los niños para recrear algunos momentos mágicos de la historia. Y gracias a las amigas y amigos que participaron con las adivinanzas e imitaciones de animales. Feliz por la alegría compartida.

Imágenes de la Presentación









Lila Calderón en XXXII Feria del Libro de La Serena

Presentación de mi novela "Lily y el Conejo Dorado" en la XXXII Feria del Libro de La Serena, mi amada ciudad natal. Muchas gracias a la Ilustre Municipalidad de La Serena, a Marcela Reyes Harris, a Oriana Mondaca Rivera, a Teresa Calderón y a todos ustedes, amigas y amigos que nos acompañaron esa noche. Muy feliz y agradecida por el público y los niños que fueron protagonistas de esta historia con su alegría y participación, el martes 7 de febrero de 2017.


Algunas imágenes de la presentación












domingo, febrero 05, 2017

"Lily y el Conejo Dorado" en 7a Feria del Libro Independiente de Valparaíso

Domingo 29 de enero. Encantadora tarde de presentación del libro "Lily y el Conejo Dorado" en la 7a Feria del Libro Independiente de Valparaíso. Agradecemos a Gladys Gonzalez Solis y a todo el equipo organizador de la Feria por brindarnos un espacio, y al entusiasta público de amigos que colaboró con su participación y buen humor. Gracias a Lila Díaz por oficiar de presentadora y asistente mágica, y a todas y todos. Gracias a los pequeños ayudantes Antonio y Agustín. Abrazos.


Imágenes de la Presentación













Gracias a Felipe Salinas y Cecilia Díaz Calderón por el registro fotográfico.

lunes, enero 23, 2017

Entrevista a Lila Calderón por Cristian Cisternas, Serendipias 2.0





Lila Calderón entrevistada por Cristian Cisternas, en el programa "Serendipias 2.0", encuentros sorpresivos entre el arte y la literatura, de la Universidad de Chile.

viernes, enero 06, 2017

Lila Calderón, lectura en Chillán-Poesía 2016

Lectura del poema "La balsa de la Medusa en el centro de Santiago", del libro "Lo que ocultan los vestidos", Editorial Bordes, 2014.

domingo, diciembre 11, 2016

"Lily y el Conejo Dorado", de Lila Calderón, por Margarita Bustos



Lily y el Conejo Dorado: 
nuevas propuestas literarias para la construcción de
relaciones sexo-genéricas más favorables 

Por Margarita Bustos Castillo

Utilizando el estilo directo, la voz narrativa de la novela Lily y el conejo dorado,  comienza a sumergir a los lectores en su trama por medio de la voz de un conejo que puede hablar desde el primer párrafo. Éste nos comunica lo que siente y piensa, también su necesidad inmediata: agua, tiene sed.  Como lectores no nos cuestionamos ¿Por qué puede hablar, pensar y sentir cómo humano? El mundo narrado no transcurre en una realidad alterna a la nuestra, tampoco corresponde a un tipo de mundo maravilloso con su propia lógica (como ocurre con novelas infantiles-juveniles, tales como: “Momo”, “La historia interminable”, etc.) La historia transcurre en una ciudad como la mayoría de las urbes actuales: con plazas, autos, heladerías, zoológicos y barrios:

“El conejo había llegado hace algunas semanas a la ciudad y daba vueltas sin saber qué hacer; se sentía muy solo y apesadumbrado. Pero sobre todo tenía sed, mucha sed (…)”

En el tercer párrafo se nos revela el por qué Conejo es o está dorado. ¿Por qué este conejo de zoológico se volvió dorado?

“A medida que pasaban las horas y como el sol quemaba tan fuerte, Conejo empezó a ponerse amarillo. Su bello pelaje blanco fue tiñéndose lentamente de un intenso dorado, tan dorado que su pelo lucía como radiantes espigas del monte”.

“Hablaban de los rayos ultravioleta y sus graves consecuencias para todo tipo de piel.”

A medida que transcurre la novela conocemos a la co-protagonista: Lily, una niña/joven que ayudará a Conejo y junto al cual construirá una mágica amistad. Les invito a descubrir por qué será mágica.

Su autora inserta la magia en esta novela, pero no a través de escobas voladoras, brujas o hechizos;  más bien nos presenta la magia ancestral de las energías del universo en conexión con los seres vivos (árboles, plantas y animales, fuerzas del viento y la luna). Diferenciando los trucos de un mago, de la magia que podemos descubrir a través del arte y la poesía, por medio de la amistad y los ojos/miradas como espejo del alma (me encantaría detenerme a analizar/comentar la relevancia de este punto en la novela; sin embargo, no les aburriré ni tampoco me volveré un spoiler. ¡Mejor lo descubren ustedes mismos al leerlo!)

En los aspectos que sí me detendré será en la importancia de los cuentos, novelas, relatos para conectarnos con el poder de la imaginación y de las palabras. Así como en el aporte que realiza “Lily y el conejo dorado” a la oportunidad de brindar a nuestros lectores niños/as, jóvenes:  imaginarios y representaciones de identidades masculinas y femeninas de los personajes con características de categorías sexo-genéricas, fuera de los estereotipos sexistas y clásicos de la literatura. Más sanas y complementarias en las acciones, decisiones y comportamientos de los personajes, con los cuales por supuesto todo lector, y en especial quienes comienzan a conocer el universo de la lectura en sus primeros años se identifica por admiración, reproducción o antagonismo.

¿Cómo son las representaciones de los personajes masculinos y femeninos en las novelas infantiles? ¿Qué mensajes predominan en relación a la conformación de identidades sexo-genéricas de los personajes y la(s) posible(es) identificación(es) de los lectores (niños, jóvenes). ¿Qué tipo de libertades, anhelos y responsabilidades se les otorga a los personajes (de un género y otro) en la novela?

Los imaginarios comenzamos a heredarlos de la sociedad en la que nos encontramos insertos, le transmitimos, creamos y también podemos (de)construirlos a partir de los nuevos discursos o representaciones.

Si para ello nos remitimos a los protagonistas de esta novela, desde sus primeras páginas observamos a una niña/joven (Lily) segura en sus acciones, estilo para preguntar/conversar, etc. Mientras que el personaje masculino (Conejo) se muestra asustado transitando por una ciudad que le resulta desconocida. Asumiendo y verbalizando sus temores (un personaje masculino sin temor a mostrar que tiene miedo) hasta que comenzará a tomar decisiones y por ende se tornará más seguro de sí mismo.

Desde los primeros años de vida el lenguaje comienza a modelar las identidades sexo-genéricas, incluso desde antes de nacer. En relación a la definición de género y cómo genera discriminación y/o relaciones desiguales entre hombres y mujeres, la teórica feminista Marta Lamas señala que: “El género es  el conjunto de creencias, prescripciones y atribuciones que se construyen socialmente tomando a la diferencia sexual como base. Esta construcción social funciona como una especie de "filtro" cultural con el cual se interpreta al mundo, y también como una especie de armadura con la que se constriñen las decisiones y oportunidades de las personas dependiendo de si tienen cuerpo de mujer o cuerpo de hombre. Todas las sociedades clasifican qué es “lo propio” de las mujeres y “lo propio” de los hombres,  y desde esas ideas culturales se establecen  las obligaciones sociales de cada sexo, con una serie de prohibiciones simbólicas (…)

Todos los seres humanos nos vemos enfrentados a un hecho idéntico en todas las sociedades: la diferencia sexual. Cada cultura realiza su propia simbolización de la diferencia entre los sexos, y engendra múltiples versiones de la dicotomía hombre/mujer. Lo característico de los seres humanos es el habla, que implica una función simbolizadora, y que es fundamental para volvernos sujetos y seres sociales. El habla posee una estructura que está fuera del control y de la conciencia del hablante individual, quien, sin embargo, hace uso de esta estructura presente en su mente. El lenguaje es un elemento fundante de la matriz cultural, o sea, de la estructura madre de significaciones en virtud de la cual nuestras experiencias se vuelven inteligibles. Con una estructura psíquica que incluye al inconsciente y mediante el lenguaje, que es universal aunque tome formas diferentes, los seres humanos simbolizamos la diferencia sexual. Esta simbolización hoy en día se denomina género.[1]

En el caso particular de la Literatura infantil y juvenil a través de los siglos contribuyó a perpetuar los mandatos de sexo-género: convenciéndonos a los lectores y oyentes (narración oral) que es el rey, el príncipe, el héroe quien actúa valientemente, quien vive aventuras y rescata a una princesa, dama en apuros u otro personaje femenino: frágil, temeroso, en espera de ser salvado o protegida (ver cuentos recopilados por los Hermanos Grimm y Charles Perrault). Perpetuando jerarquías y desigualdades naturalizadas a través del comportamiento de las sociedad patriarcal, que consciente o inconscientemente reproducimos y mantenemos a través de la educación y vínculos relacionales entre hombres y mujeres en los diferentes contextos (familiares, educativos, laborales, etc.).

Si nos remitimos a la novela de Lila Calderón, nos encontraremos con dos protagonistas: una niña amable, que trabaja junto a un mago, ama el arte de crear vitrales, se comporta con bastante confianza y autodeterminación…y rescata a Conejo; pero que también producto de las dificultades que enfrentará en la novela junto a su amigo: tendrá miedo, dudará y aceptará la ayuda de otros, por ejemplo de la señora taxista.

También el personaje masculino de Conejo dorado, se muestra asustado y aproblemado por no contar con dinero después de escapar del zoológico. Luego de ser rescatado e invitado a vivir a casa de Lily, comenzará a trabajar, descubriendo en el proceso que tiene talentos y habilidades para aprender a confiar en sí mismo. Permanentemente se le describe como sensible, “escribe poemas para Lily, hacia quien se siente tremendamente agradecido y atraído”.

“(…) mientras Lily apretaba la jaula contra su pecho porque los perros se alzaban en dos patas como para atacarla (…) Entonces, una fuerza incomprensible que parecía surgir desde la fuente de la memoria, se instaló en sus ojos. Comenzó a mirar a los monstruosos perros sin saber qué hacer, qué imagen o deseo transmitirles para confundir y resistir su ataque”.

“- Yo te guío- prometió conejo. Abriendo al máximo sus ojos rojos para iluminar el camino, que se hizo largo, que era imposible calcularlo en su extensión.”

A mediados de la década del ’70, tímidamente comienzan a ser las niñas protagonistas de los cuentos y algunas editoriales, publican manuales para un tratamiento no discriminatorio de los sexos, como por ejemplo los libros: A favor de las niñas,  de Adela Turin (1976), Rosalinde tiene ideas en la cabeza de Christine Nostlinger (1984), el Libro de los cerdos de Anthony Brown, entre otros. Buscaban desestabilizar los estereotipos de sexo-género en la literatura infantil, contribuyendo a generar en los lectores imaginarios y relaciones vinculantes más saludables y libres.

Actualmente, colecciones editoriales como: Antiprincesas se unen a las publicaciones antes mencionadas. Frente a nosotros tenemos una novela infantil-juvenil que por medio de la amistad entre Lily y el Conejo dorado nos acercará a la magia que habita en cada uno de nosotros, al poder de la amistad, la valoración de la vida en nuestro planeta acorralado por la contaminación, a la representación de personajes que viven relaciones sexo-genéricas que (de)construyen y/o modifican las desigualdades y estereotipos en torno a lo femenino y lo masculino; posibilitando el acercamiento de los lectores a imaginarios y prácticas con mayor libertad, igualdad de derechos para pensar, sentir y accionar entre niños/as, futuros adultos/as.

En un mundo lleno de prisas e intereses en lo material, en una realidad en donde la palabra ha perdido su significación y valor, leer e imaginar historias nos remite a otra dimensión. Nos compromete con otros objetivos y nos convierte en seres “peligrosos” que pueden influir a otros/as a través de sus palabras, historias, lecturas, imaginarios.

Cuando los pequeños lectores/as descubren que leer les conecta con su mundo interior, silencios para viajar, sentir y anhelar: se les revelará el puente mágico para adentrarse sin límites en las posibilidades de un relato…ahora será junto a Lily y el conejo dorado de Lila Calderón.


Lila Calderón durante la presentación del libro

Nota:
[1] Lamas, Marta  El género es cultura (Ponencia)Euroamericano, Campus de Cooperación cultural.



.

viernes, noviembre 11, 2016

Lily y el Conejo Dorado, Lila Calderón, 2016




Por Teresa Calderón


He leído esta novela que, como todas las novelas para niños de 8 a 80 años que ha escrito la poeta, novelista y artista visual nacida en La Serena, Lila Calderón tiene muchos caminos de lectura. Sus permanentes nexos intertextuales y su capacidad para ingresar en los distintos mundos creativos con el lenguaje de cada uno de ellos; mezclar y amasar ingredientes para lograr el mejor festín para el lector-espectador hace de su trabajo artístico una pieza única e inolvidable sobre la que se quisiera volver muchas veces.

Lila, virtuosa y experta en las habilidades que le otorga el oficio creativo la convierten en maestra graduada Cum Laudem en las artes literarias, plásticas y audiovisuales. Desde que era muy pequeña, incluso desde antes de aprender a leer y a escribir, Lila niña ya transitaba por mundos imaginarios y tenía un sentido del humor y de la belleza que le han dado el más importante soporte a su vida y a su inigualable cosmovisión.

Lily y el Conejo Dorado es una joya. Se lee “de una sola sentada” como solía decir nuestro padre cuando un libro lo amarraba desde la primera línea y no lo cerraba hasta que no hubiera dado con la última palabra que anunciaba el fin de la historia y la hora de retornar a la realidad, siempre convertido en alguien nuevo y distinto al que había ingresado a la lectura.

Esta novela me ha reencontrado con la felicidad y el placer estético, y de paso me ha regalado dos amigos nuevos: la encantadora Lily, una joven muy especial que construye vitrales y ama los libros, quien, con el fin de reunir el dinero que necesita para hacer el gran viaje que alimenta sus sueños, trabaja como asistente de un mago, y Conejo Dorado que llega a la ciudad donde el calor ataca y muerde, donde no le dan trabajo porque “no tiene curriculum” ni título ni experiencia laboral. Cuando Conejo dice que su título es Conejo porque así decía el cartel en la puerta de su casa del zoológico la gente se burla. Tiene sed, mucha sed. Desesperado se lamenta desde una cuneta, frente a una heladería y allí lo descubre Lily que deja su libro y sus lentes para invitarlo a tomar un jugo de zanahoria. Él se inquieta porque “no tiene bolsillos”, pero Lily le dice que ella pagará la cuenta. Así comienza esta amistad que llevará a Conejo y a Lily a vivir una increíble aventura cuyos peligros tendrán que sortear con todas sus habilidades y riesgos en un vertiginoso desarrollo hasta llegar a un final inesperado.

En algún momento del desarrollo de la historia, Conejo encuentra en la casa de Lily el libro Poemas de todos los tiempos que ella leía cuando se conocieron en la heladería, y quiso saber de qué se trataba. Se sentó frente a la ventana donde colgaba un móvil construido con pequeños vidrios de colores: Mientras avanzaba por las páginas, como si emprendiera un viaje entre las diversas letras que parecían llamarlo a continuar la lectura, vio caer las hojas palpitantes de esos árboles que Lily abrazaba durante el camino que hicieran la primera vez, cuando lo invitó a su casa, y sintió que las palabras navegaban por su sangre y le hablaban en secreto. Descubrió que un pequeño rayo de sol se había quedado atrapado entre los vidrios tintineantes del móvil y proyectaba sobre la pared un paisaje que se movía con el viento como una cortina de luz. Entonces vio bailar el mundo y el tiempo se derramó ante la ventana abierta de sus ojos. Ahí estaba él sintiendo cómo vivían en su mente todas las épocas de la historia y todos los rincones del universo. Conejo emocionado ante tanta belleza, se quedó en silencio observando la pared y comprendió que eso era la poesía.

Y el lector de esta maravillosa novela descubre también qué es la poesía, qué es la amistad, qué es leer una obra que hace “severos guiños a la eternidad”, como tengo la certeza que diría nuestro amado padre.

Gracias hermana por ser mi hermana, por proteger mi infancia, por ser lo genial que eres  y por escribir como los ángeles. Gracias por “Lily y Conejo Dorado” y por todos los amigos invisibles que me presentaste en la infancia y a los cuales yo no veía, pero saludaba igual por si acaso.




Ver en: http://letras.s5.com/lila111116.html