sábado, octubre 28, 2006

Henri Matisse

(Video: Sundroid)

La alegría de vivir sin vendas

Leve como la cortina de pétalos de durazno
que se abre en una pintura china
y deja ver la sonrisa triste de una princesa
o el canto de un pájaro que regresa sólo
desde una migración equívoca
Sutil como la alegría de saber que hoy
Hoy precisamente hoy
podemos demostrar que estamos vivos
porque encontramos la huella olvidada
de una infancia
que pareciera ser menos triste
incluso
que aquella de la princesa
que con sus pies vendados agradece sobre el diván
la reverencia del mundo
que se inclina a sus pies

12 comentarios:

mentecato dijo...

Notable tu voz. De maravillas.

Un abrazo.

Lila Magritte dijo...

Gracias querido Mentecato. Respondo a tu abrazo y agrego un beso.

grandchester dijo...

Lila Vida,
fuerte y frágil mariposa.

Sobreviven los eones
delicadas flores voladoras
alimentándose de rosas.

Marga dijo...

A veces me sentí como esa princesa entusiasmada contemplando a Matisse...

Besosssss sutiles

gonzalo dijo...

me encantó entrar a tu sótano.

tienes lugares llenos de tesoros.

me imagino que tu casa debe ser similar.

Lila Magritte dijo...

Sí, es absolutamente teatral y llena de rincones en movimiento. Es una casa que a veces desconcierta porque es también taller y lugar de retiro para mí. Se transforma según las necesidades.

grandchester dijo...

Buenas noches.

Therese Bovary dijo...

Me encantó el poema y El homenaje a Matisse aunque no es santo de mi devoción.

Te dejé bien claro a ti y a toda la caterva de chamaquitas ciberespaciales que tuvieran cuidado con las palabras con se dirigen a mi Mentecato.
Yo soy su dueña ¿Está claro?
Asi es que vamos retirando los besitos. del segundo mensaje.

O te voy a sacar los ojos

Lila Magritte dijo...

Gracias querido Mentecato. Respondo a tu abrazo con otro abrazo.

gonzalo dijo...

la casa ideal para una maga.

Lila Magritte dijo...

Gracias Gonzalo, un abrazo para ti.

cecivet dijo...

Muy lindo. Relicho de gusto.